Cinco consejos para obtener crédito más barato

Tiempo de lectura: 3 minutos, 48 segundos.

Este es un mal de muchos: la mayoría de empresarios y emprendedores se apasionan por lo que hacen, pero no necesariamente se preocupan por cómo lo hacen. Es común que no sea sino hasta que se desborda el escritorio de papeles o cuando algún número no calza, que piensan en estructurar mejor su negocio.

Ese momento de desorden usualmente coincide con un crecimiento importante de la empresa y una necesidad de financiamiento para que sea sostenible y responsable.

Sin embargo, la falta de organización y formalidad a veces trae consecuencias financieras: el préstamo que buscaba está saliendo más caro de lo esperado, o el nuevo inversionista que iba a entrar en el negocio le dice que la empresa vale menos de lo que usted creía.

¿Cómo estructurar mejor su negocio para lograr un financiamiento más económico? Estos son los cinco consejos elementales:

Sea un excelente cliente de banco

Aunque emprenda a través de una sociedad, los bancos siempre analizan quiénes son los dueños finales.

Si usted o sus socios tienen su historial crediticio manchado por endeudarse y no pagar a tiempo, el banco podría ofrecerle una tasa de interés más alta o hasta negarle el crédito. Por eso, cumpla siempre todas sus obligaciones y pague a tiempo para que su registro se mantenga intachable, ¡vale la pena!

A pesar que los servicios bancarios son cada vez más tecnológicos, las relaciones humanas aún no pasan de moda.

Tenga una relación cercana con uno o dos bancos. Entre más gente de su sucursal favorita lo conozca, mejor. Esto le permitirá estrechar lazos con el banco, al que seguramente le importará más conservar los negocios de un cliente conocido y confiable, que prestarle plata a una empresa desconocida.

Ponga la casa en orden

El filósofo francés Michel de Montaigne decía que “Es mejor una cabeza bien ordenada que una muy llena”. Por eso la organización y formalidad en su empresa es un aspecto básico a la hora de buscar financiamiento.

Lleve las finanzas de su empresa de manera responsable, ordenada y sistemática. No solo le resultará más fácil lograr un crédito, sino que es probable que obtenga una mejor tasa de interés que si su sistema de contabilidad está en una libreta de bolsillo.

Incluso, si en un futuro decide vender parte de su empresa o que alguien más invierta en ella, ese desorden le podría costar en el precio que un comprador estaría dispuesto a pagar.

 
  Representación gráfica de un mal sistema de contabilidad

Representación gráfica de un mal sistema de contabilidad

 

No le tenga miedo a la asesoría

Es normal que una empresa no quiera pagar mucho por abogados ni contadores. Sin embargo, encontrar asesores que se preocupen por entender su negocio puede ser la clave del éxito a futuro.

Con los abogados y contadores correctos, usted podrá estructurar mejor su negocio, reducir riesgos innecesarios y establecer reglas claras sobre cómo funciona la empresa a lo interno.

Todo esto le dará seguridad y tranquilidad a los bancos y les hará más fácil la tarea de otorgarle una cómoda tasa de interés.

Estudie y compare las opciones del mercado

Al igual que cuando va a comprar un carro, es importante revisar y comparar opciones antes de pedir un préstamo. Estudie las diferentes opciones que le ofrece el mercado y haga que los bancos compitan entre sí por su negocio.

No crea que no cuenta con opciones por ser muy pequeño. ¡Hay que salir a buscarlas! Por ejemplo, el Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD) ofrece tasas de interés casi a la mitad de las que ofrece otros bancos y está disponible para micro, pequeños y medianos empresarios, con o sin garantías. A su empresa le podría aplicar algún tipo de crédito especial.

Aproveche la ayuda que le ofrecen

A la hora de requerir financiamiento, es normal sentir el mundo encima. No se preocupe, ¡ocúpese! Su empresa no está sola.

Por ejemplo el Centro Integrado de Desarrollo Empresarial y Encadenamientos (CIDE) del Ministerio de Economía, Industria y Comercio tiene un programa de apoyo para el mejoramiento empresarial mediante asesoría y capacitación. Hace unas semanas, el CIDE realizó un acompañamiento técnico a 12 pequeños y medianos negocios para mejorar varios indicadores de rendimiento empresarial y el programa obtuvo resultados sorprendentes.

A pesar de lo que muchos empresarios creen, los bancos dicen que lo que sobra es plata. Lo que falta para obtener un financiamiento más cómodo, es que los negocios mejoren su estructura organizativa y el control financiero de su empresa.

Entienda qué es lo que valoran los bancos a la hora de otorgar créditos, estudie las opciones y asesórese bien, ¡que las mejores oportunidades de financiamiento están por venir!

 
web.png
 
 
 
Batalla